Sara y Alfonso nos cuentan su experiencia en el Palacio de la Misión

IMG_1497

Sara y Alfonso nos relatan su experiencia el día de su boda, en el Palacio de la Misión. Queremos compartir con vosotros su cariño y su dedicación en la celebración de su enlace y cómo vivieron su gran día, a través de una breve entrevista.

¿Cómo os conocisteis? ¿Qué os enamoró?

Trabajábamos juntos en el Servicio de Información al Alumno de nuestra universidad. Alfonso estaba de cara al público y Sara era la secretaria del Programa de Danza.

Sara: Hum… pregunta complicada, tiene muchas respuestas! Lo primero que me llamó la atención fue su voz: tiene una voz profunda y suave, que suena seria pero muy agradable cuando habla por teléfono. También tiene una sonrisa sincera y fantástica (esto es importante, ¡porque sonríe un montón!). Y apenas hizo falta rascar un poco para descubrir que por dentro es un millón de cosas: ciencia ficción, cine de serie B, videojuegos indies (y no tan indies), cómics… Todo un mundo a explorar que me fascinó desde el primer minuto, y que sigue asombrándome (y sigo explorando) después de siete años.

Alfonso: Después de tanto tiempo juntos es una suerte poder decir que lo primero que me llamó la atención de ella es lo mismo que me sigue encandilando ahora mismo: esa mezcla perfecta entre positivismo y actitud ante la vida que me golpeó con tanta fuerza que no he vuelto a ser el mismo. Una fuerza de la naturaleza que apareció prácticamente de la nada, dando saltitos, con sus ricitos bamboleándose y detrás de una sonrisa tan inmensa que no puedo recordar otra cosa. Me cogió tan desprevenido que todavía no he podido reaccionar ante este tsunami de felicidad (ni ante esos ojazos, que dan para otras tantas líneas) y así hasta el gran momento, la boda, hasta el infinito y hasta lo que quiera venir. A mí que me registren, que en este plano de la realidad se vive feliz para siempre y uno es demasiado inteligente como para saber apreciarlo (y pellizcarse de vez en cuando: es complicado caer en la cuenta de que esta chica es real. En serio.)

¿Por qué elegisteis el Palacio de la Misión para la celebración de vuestra boda? ¿Qué os llamó la atención?

Después de un mes investigando sin descanso, cuando llegamos al Palacio de la Misión estábamos agotados de que nos trataran como si nuestra boda no importara. Es decir, entendemos que en estos sitios hay bodas cada fin de semana, pero para nosotros es un proyecto único, probablemente la fiesta más cara de nuestra vida. Echábamos de menos un poco de comprensión, y un poco de apoyo en nuestra (al parecer) loquísima idea de “ya que nos casamos, lo hacemos a nuestra manera”.

Llegamos pronto al Palacio, y nos dejaron unos minutos a nuestro aire antes de atendernos. Y nos dejó boquiabiertos: era justo lo que buscábamos! El ambiente de castillo era la idea inicial que teníamos, y ya casi la habíamos descartado. Queríamos un sitio donde poder celebrar ceremonia, banquete y fiesta, y no sólo había espacio para todo, sino que el espacio estaba cuidado al mínimo detalle. El mobiliario para el banquete, el sitio donde se celebraría la ceremonia… todo. ¡Estábamos vendidos sólo con verlo!

Después, nos atendieron. Nos dijeron que la fecha inicial que teníamos pensada no estaba disponible, y a Sara se le rompió el corazón. Estuvo a punto de marcharse, pero Alfonso la convenció para, ya que estábamos allí, verlo todo. ¡Y menos mal! En cuanto nos metimos en el coche, decidimos que cambiaríamos la fecha, pero que teníamos que celebrarlo allí. Dos horas más tarde, llamábamos para decir que cambiábamos la fecha, y para reservar una semana más tarde de ese día. Firmamos el contrato cuando fuimos a la degustación “de prueba”. Después, durante la cena, cada plato que traían no hizo más que confirmarnos que habíamos elegido bien (cuidado con esto: nosotros íbamos con la idea de un menú de entrante y carne, y el pescado estaba tan delicioso que no pudimos no ponerlo!).

¿Podrías comentarnos qué os pareció el servicio prestado por nuestro equipo?

Estamos encantados con el equipo, la verdad. Se portaron genial con nosotros tanto durante la preparación como en el día en cuestión. Sentimos que se preocupaban de que nuestra boda saliera bien, con cosas como que nos llamaran por nuestro nombre, o que cuando nos veían supieran cuándo era la boda sin tener que consultarlo (lo que me parece toda una proeza).

Sonia, la wedding planner, nos ayudó muchísimo a relajarnos y a definir los pasos a dar (antes de verla, todo era “la Boda”, un ente difuso que nos ponía muy nerviosos y del que todo era superimportante). Además de eso, nos animó a que lleváramos a cabo algunos proyectos que nos apetecían mucho pero que no nos atrevíamos a hacer. Desde la máquina recreativa que al final se sorteó entre los invitados hasta el ramo de novia con flores de ganchillo, todas las ideas locas se las contábamos a Sonia primero, y su opinión nos ayudó mucho a estar seguros de que podía funcionar. Y nos enseñó que algo “de boda” es de boda simplemente por estar en una boda, no porque el resto del mundo lo diga.

Las chicas de Eventos estuvieron a nuestra completa disposición cada vez que teníamos preguntas sobre el sitio, y fueron muy agradables cada vez que les proponíamos algo nuevo (dónde podíamos colocar la recreativa, cómo podíamos montar el photocall…). Nos sorprendió mucho que no sólo no nos pusieron ni una pega, sino que nos dieran ideas para que lo que teníamos en mente saliera lo mejor posible. Un diez, desde luego

Y Rubén, el DJ, merece mención aparte. Teníamos exigencias muy claras en cuanto al tipo de música que queríamos que sonara (y el que no queríamos que sonara, también), y nos daba un poco de miedo que no saliera bien. En las reuniones que tuvimos nos escuchó, nos asesoró teniendo en cuenta su experiencia en otras bodas, y finalmente la música en la barra libre fue fantástica (la hermana de Sara aún se queja de que no pudo pedir nada del Canto del Loco, pero Sara está encantada con esto). Además, teníamos una petición especial un tanto peculiar (el momento tarta tuvo dos canciones) y lo bordó. Fue genial.

Ah, y muchos de los invitados nos han felicitado porque la comida estaba deliciosa! (de hecho, la lubina fue un gran éxito😉 ).

En definitiva, que repetiríamos sin dudarlo🙂

Deja un comentario

Archivado bajo Bodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s